La sangrienta historia de San Juan: desde gobernadores asesinados a revoluciones violentas

En un nuevo aniversario de la provincia, recordamos algunos hechos históricos de San Juan.

San Juan Sebastian Mestre Sebastian Mestre
Revolución de 1934
Revolución de 1934 La Junta Revolucionaria. Foto gentileza Tiempo de San Juan

San Juan, a menudo considerada una provincia conservadora, tiene una historia marcada por momentos de gran innovación política y hechos sangrientos que la han moldeado a lo largo de los años. En el aniversario de la Fundación de San Juan, en Diario Móvil, repasamos algunos de los sucesos más impactantes que definieron su historia.

Un gobernador asesinado

Amable Jones, un médico convertido en gobernador de San Juan por la Unión Cívica Radical, fue una figura central en un período de intensas luchas políticas. Introducido a la política por el presidente Hipólito Yrigoyen, Jones se encontró en medio de un radicalismo provincial dividido en varias fracciones. Estas divisiones internas propiciaron un clima de inestabilidad que culminó en la intervención federal de la provincia.

La intervención liderada por Manuel F. Escobar buscó unificar las facciones radicales y organizar nuevas elecciones, las cuales resultaron en la elección de Amable Jones como gobernador. Sin embargo, su mandato fue marcado por conflictos con la facción liderada por Federico Cantoni, que controlaba el Poder Legislativo. La tensión escaló hasta que Jones cerró la Legislatura, provocando un movimiento sedicioso encabezado por Cantoni.

El 20 de noviembre de 1921, Jones fue asesinado en La Rinconada, Pocito. El asesinato fue atribuido a Cantoni, quien fue detenido y casi linchado. Dos años después, Cantoni sería elegido gobernador de San Juan, iniciando su primer periodo al mando de la provincia.

La Revolución de 1934: el impuesto al vino que derrocó a Cantoni

Federico Cantoni, creador del Bloquismo, tuvo dos periodos como gobernador de San Juan. Su segundo mandato, iniciado en 1931, concluyó con la violenta Revolución del '34. Las políticas de Cantoni, especialmente un impuesto al vino, irritaron a la élite bodeguera de la provincia, desencadenando una revuelta organizada por figuras del Partido Demócrata.

La Plaza 25 de Mayo fue el escenario de un enfrentamiento donde francotiradores intentaron asesinar a Cantoni. Herido en la pierna y la cabeza, Cantoni fue atendido por un médico opositor antes de ser trasladado a Mendoza. Las calles de San Juan se convirtieron en un campo de batalla hasta que Juan Jones, Jefe de la Cuarta División del Ejército, envió tropas para tomar el control del gobierno provincial.

Jones detuvo a los líderes de la Junta Revolucionaria, y el Gobierno Nacional envió a Ismael Galíndez para convocar a nuevas elecciones. Juan Maurín, candidato a la gobernación, fue electo y continuó con políticas alineadas con el cantinismo, aunque bajo un gobierno conservador.

Te puede interesar
Lo más visto