Las primeras acciones de Tabaré: Llamado al diálogo y combate a la inflación

Internacionales 02 de marzo de 2015
Tabaré Vázquez
Tabaré Vázquez
Con una enérgica reivindicación del apego a la Constitución y un llamado al diálogo y a la unidad nacional por encima de las diferencias partidarias, Tabaré Vázquez asumió ayer por segunda vez la presidencia de Uruguay.

En su discurso ante el Parlamento, dijo que la lucha contra la inflación será una de sus prioridades y presentó un plan de reformas, recuperación de infraestructura y mejoras en salud y educación.

Ambos comenzaron temprano la jornada en la zona del Prado, y con sus familias se dirigieron al Parlamento.Frente a la Asamblea Legislativa, la senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente saliente y candidata al gobierno de Montevideo para las elecciones de mayo, fue la encargada de tomar el juramento.

Después de promete cumplir con la Constitución, Tabaré comenzó su discurso con un saludo a los 30 años ininterrumpidos de democracia, con mención especial al ex presidente Julio María Sanguinetti, que desde la platea agradeció la distinción.

A la noche, llegaron los anuncios de las primeras medidas de gobierno. Sobre la política económica, Tabaré dijo que habrá atención al déficit fiscal y que se priorizará el combate a la inflación. Se comprometió a que en los próximos 18 meses baje a entre 3 y 7%, del 9% actual. Anunció también cambios en el sistema de salud, priorización de viviendas de interés social y planes para mejorar el acceso a la vivienda de jóvenes y pobres.

Sobre educación, anunció "un sistema integrado para la educación básica de 3 a 14 años" con el objetivo de llegar a 2020 con el "ciento por ciento de los jóvenes de hasta 17 años dentro del sistema educativo y que el 75% termine el ciclo de enseñanza media".

Dio prioridad al Sistema Nacional Integrado de Cuidados para "atender las necesidades de personas en situación de dependencia (primera infancia, con discapacidad y adultos mayores que no pueden valerse por sí mismos).

También informó que creará el Sistema Nacional de Infraestructura, para "orientar el proceso de inversión pública y privada" en "recuperación, mantenimiento y desarrollo de la red carretera y ferroviaria, así como de puertos y aeropuertos" debido al deterioro preocupante de la infraestructura uruguaya.

Prometió también un combate más duro a la delincuencia y al narcotráfico, e incluyó la corrupción en esos planes de ataque.

En materia de derechos humanos, Tabaré confirmó la creación de una comisión para investigar los casos de desaparecidos en la dictadura que no pudieron aclararse, y respondió críticas de la interna de la izquierda, invitando al que tenga una propuesta mejor que la suya a que la presente por escrito. Además, su gobierno convocará al Foro Uruguay 2050 para diseñar "una agenda en forma integral y sistémica" con vista al futuro.

Fuente: La Nación.
Te puede interesar
Lo más visto