Alma tiene 3 años y necesita con urgencia un corazón

Interés General 05 de febrero de 2017
alma
alma
Nació con una cardiopatía congénita. Está internada en el Hospital Italiano, primera en lista de espera para recibir un órgano.

Alma Delfina Gianoli Rivas, de 3 años, necesita con urgencia un corazón. Desde el 9 de enero está internada en el Hospital Italiano --en el área de hiperterapia-- por una descompensación producto de su insuficiencia cardíaca, es decir, que su corazón no bombea la sangre al organismo como debería.

La pequeña nació con una cardiopatía congénita, que la madre ya conocía desde el embarazo. Tiene un ventrículo único y un bloqueo auriculoventricular completo. Usa marcapasos, un dispositivo que envía impulsos al corazón para que mantenga su ritmo normal.

"Le dieron una medicación para que ella dejara de tener la insuficiencia, pero esta vez no le hizo efecto. Se agravó su situación y la internaron", cuenta a Clarín la tía, Valeria Gianoli Rivas. La nena vive en Claypole con su mamá --que es hipoacústica y trabaja como maestra de sordos-- y su hermana de 16 años.

"Nos dijeron que Alma ya no puede volver a casa sin su nuevo corazón. Está grave, pero estable. De a ratos deja de estar estable y le dicen que probablemente la tengan que conectar a un corazón artificial. Pero, tanto para los médicos como para nosotros, lo ideal es que llegue el corazón para reemplazar el de ella", continúa Valeria, quien asegura que los familiares están desesperados y que rezan todo el tiempo.

Al enterarse del caso, el Municipio de Almirante Brown colaboró con la familia y les reformó su vivienda. "Se hizo un pedido para que cuando Alma tuviera su trasplante la casa estuviera impecable, sin una gota de humedad", detalla la tía.

Desde la cuenta de Facebook “Un corazón para Alma” difunden el caso y se mantienen en contacto con los padres de otros chicos internados. También dialogan con la familia de Lautaro, el chico de 15 años que falleció ayer porque su corazón llegó demasiado tarde.

"Los órganos no van al cielo", repiten en la red social. "Ante el triste fallecimiento de un ser amado, entendemos que es difícil sacarle los órganos. Pero es un hermoso acto de amor. Cuando una persona fallece, puede salvar siete vidas", detalla Valeria. "Nosotros no podemos lograr que llegue el corazón de Alma, no está en nuestras manos. Pero sí queremos concientizar", continúa.

La nena está primera en la lista de espera del INCUCAI, pero no es la única. Además de ella, otros 17 chicos necesitan un corazón en el país. Si bien son más los adultos que figuran en lista, las chances de conseguir un órgano son menores para los niños ya que la compatibilidad depende no sólo del grupo sanguíneo, sino también del tamaño del corazón y la edad del donante.

Fuente: Clarín
Te puede interesar
Lo más visto