Entre lágrimas, Sergio Galleguillo reveló que estuvo 15 años sin ver a sus hijas

23 de enero de 2024
Sergio Galleguillo y sus hijas
Sergio Galleguillo y sus hijas
El cantante contó que las fue a buscar al exterior y les pidió perdón. Ambas trabajan en su equipo artístico. Aún lucha por recuperar el vínculo con otras dos niñas: Paz y Paloma.








Sergio Galleguillo lleva a la Chaya como bandera, una fiesta típica de La Rioja, su provincia natal. Detrás de la alegría que transmite en cada uno de sus shows hay una historia de dolor y lucha.

El cantante dejó de ver a sus hijas Andrea, de 29 años, y Salomé, de 20, cuando tenían 10 y 1 respectivamente. Pasaron 15 años para que las jóvenes lo perdonaran y reconstruyeran el vínculo. Así lo reveló Galleguillo en Seguimos en El Doce en la previa a la Fiesta Chayera y conmovió a todos.

Andrea está a cargo del área coreográfica de los shows de su papá y maneja su agenda. Salome forma parte de su coro. Ambas confesaron sentir orgullo por su papá y remarcaron lo “lindo” que es trabajar en familia.

Historia

Galleguillo se separó de la mamá de sus hijas y se distanció de ellas también. “No las ví por muchos años. Se fueron a vivir a otros países las dos y tuve que ir a buscarlas y pedirles perdón”, confesó el artista.

Después de 15 años, el folclorista logró recomponer la relación y aseguró: “Estoy muy feliz de poder trabajar con ellas”. “No se van más, están conmigo para siempre. Esta es una forma de demostrar que el folclore puede esa magia”, subrayó.

Para el cantante riojano, el distanciamiento de sus hijas se produjo por haber elegido dedicarse “a la música como profesional”. Yo tenía mi sueño, lo hablé con su mamá y nos pusimos de acuerdo. Las crió de una manera maravillosa pero el enojo de ellas nunca se fue hasta que un día les dije que teníamos que hablar”, recordó sobre la relación que tenían.

“Les dije que me perdonaran, me fui a buscarlas y les dije que las necesitaba conmigo”, se sinceró y siguió: “A partir de ahí mi vida cambió. Estamos en esta situación que es muy bonita”.

En ese sentido, Galleguillo aseguró que “mucha gente cree que es fácil pero a veces no es tan fácil”. “A veces hay que dejar muchas cosas para triunfar y llegar y ellas lo entendieron”, expresó entre lágrimas.

“Recuperar esto fue maravilloso. Todavía me faltan dos más: Paz y Paloma. Estamos en esa lucha, no las podemos ver pero ya se va a dar, es cuestión de tiempo”, reveló sobre las otras dos niñas que tiene y tampoco ve.
Lo más visto