Un juez se disfrazó de cartero y le entregó un regalo a una nena para confirmarle que había sido adoptada

Más Noticias 22 de enero de 2024
El juez de Niñez de Huinca Renancó, Claudio Mazuqui, eligió una particular manera de comunicar el fallo de tenencia definitiva a una familia. “Esto es necesario para humanizar la justicia”, sostuvo.








Comunicar desde el amor y la empatía es fundamental a la hora de tratar con nenes y el juez de Huinca Renancó, Claudio Mazuqui, es un experto en la materia. En las últimas horas, se viralizó un video en el que se lo ve llegar al juzgado en bicicleta, vestido de cartero y lleno de globos para informarle a una nena de seis años sobre su adopción definitiva.

Casi como un regalo de Navidad, el magistrado hizo llorar a todos los presentes y construyó un inolvidable momento para esta familia de la localidad cordobesa de Mattaldi que esperaba esa noticia hacía mucho tiempo.

“Hola familia, ¿cómo les va? Traigo una muy buena noticia”, gritó Mazuqui mientras pedaleaba hasta la puerta de la oficina y sorprendió a todos. La bicicleta estaba decorada con globos de colores y él simulaba ser un cartero. Allí estaban todos expectantes ante esa situación.

Segundos después, no pudieron contener las lágrimas. Sabían que había novedades y, por el tierno escenario, intuían que se trataba de lo que tanto esperaban.

En ese momento, el juez le entregó un regalo a la nena. Era una caja que tenía una nota en el interior y lo que estaba escrito emocionó a todos: se oficializaba finalmente la adopción definitiva. Si bien los padres de la menor contaban con su guarda, ahora la Justicia otorgó la tenencia firme.

“La comunicación de la presente sentencia se efectuará, con la impresión de su nueva identidad, con su nombre y sus nuevos apellidos”, resolvió la justicia.

La nena, tiempo antes, había enviado un video en el que le preguntaba en qué situación estaba su caso. “Hola, Claudio. ¿Cómo andás? Hace mucho tiempo que no te veo. ¿Tenés una noticia, tenemos que ir para allá? Decime vos, yo tengo ganas de verte porque te estoy extrañando mucho”, decía con mucha ternura.

En ese sentido, el juez contó a un diario local: “Tuvimos muchas audiencias, ella me llamaba por teléfono, me mandaba videos bailando y me pregunta sobre su caso. Yo le respondía con otra coreografía. Así nos comunicábamos. Nos íbamos conociendo. Hasta la última audiencia que nos vimos personalmente, donde dibujamos con muchos colores”.

“En estas épocas tan complejas, poder llevarle a esta niña esta noticia me llena de felicidad”, sostuvo con felicidad y orgullo. Esta no es la primera vez que lo tiene como protagonista, ya que montado diferentes escenarios en otras sentencias de adopción, como cuando tiñó de azul y amarillo su despacho o cuando comunicó el fallo a través de un cuento de hadas. “Esto es necesario para humanizar la Justicia”, cerró.
Te puede interesar
Lo más visto