Estiman que el gas pasará de costar $1.000 a $20.000

22 de enero de 2024
Son estimaciones del Observatorio de Tarifas y Subsidios UBA-Conicet, en función del aumento del precio y del consumo. En 2023, los aportes del estado al consumo de energía explicaron 68% del déficit primario








Aunque cerraron contablemente en $4,1 billones, calculados a valores de diciembre los subsidios a la energía (electricidad y gas), al transporte (colectivos, trenes, Aerolíneas Argentinas) y al agua (Agua y Saneamientos Argentinos, Aysa) sumaron el año pasado $7,5 billones, esto es poco más de 9.000 millones de dólares al tipo de cambio oficial.

Los subsidios equivalieron así al 68% del déficit primario del gobierno nacional, y aquellos a la energía (luz y gas) explicaron el 76% de los subsidios, mientras el transporte dio cuenta de poco menos del 24% y el agua apenas el 0,5 por ciento. De hecho, los subsidios a Aysa, la empresa que hasta diciembre pasado encabezó Malena Galmarini, esposa del exministro de Economía y excandidato presidencial Sergio Massa, cayeron más del 45% en términos reales respecto de los valores de 2022, precisa el último informe del Observatorio de Tarifas y Subsidios del Instituto de Políticas Públicas que integran la Universidad de Buenos Aires y el Conicet.

El informe precisa también que en términos reales los subsidios totales cayeron 15,4% respecto del año previo, en que -actualizados a valores del mes pasado- habían insumido la friolera de $8,9 billones (poco más de USD 10.800 millones).

Entre los aspectos más destacados, el reporte UBA-Conicet precisa que en la reciente Audiencia Pública sobre la actualización del precio del gas y las tarifas de transporte, entre enero y febrero de 2024 una factura promedio de Metrogas para la categoría R1 (el nivel de consumo más bajo) en el AMBA podría tener incrementos del 386% para los usuarios N1 (ingresos altos, que ya habían perdido completamente los subsidios), 595% para los N2 (ingresos bajos) y 553% par los N3 (ingresos medios).

El gas, sin subsidios

Las estimaciones más impactantes se refieren al caso del gas, por una suma de factores. Sucede, explica el informe, que el precio del gas por redes incluido en la factura del usuario residencial está pesificado mientras el costo del gas es (ya lo era) en dólares, con lo cual la suba 118% del dólar en diciembre alteró fuertemente la cobertura. “El costo de abastecimiento para diciembre de 2023 fue de USD 3,36 por millón de BTU (unidad que mide el poder calórico del gas) y el dólar mayorista promedio era de $642, pero en enero el costo del gas pasó a USD 4,14 el millón de BTU y el dólar a $816, lo que hizo que lo que pagan los usuarios respecto del costo cayera del ya muy bajo 19 al aún más bajo 12%, y la parte de subsidios aumentara del 81 al 88% de la factura promedio.

A su vez, el 8 de enero se llevó a cabo la Audiencia Pública sobre los precios del gas y de su transporte y distribución de gas natural y la determinación de un índice de actualización, en la que el gobierno propuso que el costo de abastecimiento de gas se cubra en un 100% a partir de abril. En base a ese escenario, el informe estimó las facturas finales a usuarios de Metrogas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por categoría de consumo, asumiendo un aumento escalonado hasta cubrir el 100% para los sectores de ingresos altos y medios y de una cobertura del 20% para los de ingresos bajos, incluyendo el pedido de aumentos en distribución y transporte que hicieron los respectivos concesionarios y teniendo en cuenta la “estacionalidad típica” del consumo, que aumenta cuando baja la temperatura y se empina en el invierno.

Bajo esos supuestos, el valor de la factura promedio para una familia de ingresos altos (N1) pasaría de $1.335 en enero a $20.210 en junio, la de una familia de ingresos medios (N3) de $977 a $20.207 y la de una familia de ingresos bajos (N2, la única que retendría subsidios) de $886 a $ 13.998 de enero a junio. Las facturas, lógicamente, se hacen más pesadas para consumos R2 (el siguiente ramo de consumo, en que los valores de las facturas llegarían a superar los $44.000 en junio para las clases alta y media y a superar los $26.000 para las familias de menores ingresos.

Como se indicó, los cálculos asumen que el gobierno accede a los pedidos que presentaron productores, transportistas y distribuidores de gas en la audiencia del 8 de enero, aunque el gobierno, a través del ministro Luis Caputo y el propio presidente Javier Milei, ha dicho que pretende retirar los subsidios en tercios a lo largo de 3 años, aunque no hay precisiones sobre cómo se aplicará ese criterio en el caso del gas y de la electricidad.
Lo más visto