Cómo se festejará en San Juan la fiesta en honor a su santo patrono

Hoy, 24 de junio, el santoral cristiano celebra a San Juan Bautista, el santo patrono de la provincia.

Diario Móvil Diario Móvil
1b6f5e5e-f8b5-4d01-9df5-5975df06793a

San Juan Bautista es una figura prominente en el cristianismo, reconocido como el profeta que preparó el camino para Jesucristo. Nacido aproximadamente seis meses antes que Jesús, su vida y ministerio están ampliamente registrados en los Evangelios. San Juan predicaba un mensaje de arrepentimiento y bautizaba en el río Jordán a aquellos que buscaban purificar sus pecados. Muchos acudían a él en busca de orientación espiritual y bautismo, incluido Jesucristo, quien recibió el bautismo de Juan en el río Jordán.

San Juan Bautista es conocido por su humildad y su dedicación a la verdad, así como por su valentía al confrontar incluso a las autoridades religiosas y políticas de su tiempo. Su predicación y su estilo de vida austero ejercieron una gran influencia en la sociedad de su tiempo. Sin embargo, su influencia fue considerada una amenaza por el rey Herodes Antipas, quien ordenó su martirio. San Juan fue decapitado y su muerte se celebra el 29 de agosto en el calendario litúrgico católico.

1424ef2a-1b8f-41e0-889d-8168b3ea6ca2

Preparativos para la celebración de la fogata

La última vez que se realizó la fogata fue el 24 de junio de 2018, en un baldío abandonado en el Conector Sur y calle General Paz, en Capital. Aquel año, cientos de sanjuaninos participaron en una procesión desde la Catedral para conmemorar a San Juan Bautista, el santo patrono de la provincia, culminando con la emblemática fogata. Sin embargo, factores como el viento Zonda y la pandemia obligaron a suspender el evento en los años siguientes. En 2023, la tradición se retomó, pero con fogoneros en lugar de la fogata tradicional. Ahora, se espera que la fogata vuelva con toda su esencia y características originales.

La fogata de San Juan es una celebración que se realiza en muchas partes del mundo, con variaciones que reflejan tanto las influencias cristianas como las tradiciones autóctonas. En San Juan, esta tradición tiene un profundo significado espiritual y cultural. Encender la hoguera simboliza la renovación y la purificación, un acto para limpiar el espíritu y agradecer por los frutos obtenidos. Es también una ocasión para hacer peticiones y renovar la fe.

Las hogueras de San Juan son una tradición muy antigua que se celebra en muchos lugares la noche del 23 de junio, coincidiendo con el nacimiento de San Juan Bautista. Sin embargo, su origen es pagano y se remonta a los cultos solares que se realizaban para festejar el solsticio de verano, el día más largo del año. El fuego simboliza la purificación, la protección, la regeneración y la fertilidad, y se cree que ahuyenta a los malos espíritus y atrae la buena suerte.

Detalles de la celebración de este año

La festividad de San Juan Bautista se celebrará el 24 de junio de 2024. La celebración comenzará a las 20:00 horas con una misa en la Iglesia Catedral de San Juan, ubicada en la calle Mendoza. A continuación, a las 21:00 horas, se dará inicio a la tradicional fogata sobre la calle Mendoza, justo después de la celebración eucarística.

La noche estará llena de actividades y actuaciones que incluirán una intervención artística, la presentación del grupo Los Lucero, el Coro Vocacional dirigido por José Patracchini, el Ballet San Juan Nuestro Tiempo y los recitados de Jorge Buenaventura Becerra. Esta variedad de eventos asegura una noche de celebración tanto espiritual como cultural, reuniendo a la comunidad en torno a una tradición profundamente arraigada.

Qué se quema en la fogata

Madera, cartones y trastos viejos son los elementos más comunes y fáciles de conseguir para alimentar el fuego. Se dice que quemar cosas viejas o inservibles ayuda a liberarse de lo que ya no nos sirve y a renovarse para el nuevo ciclo que empieza. También se puede quemar papel con deseos escritos o con cosas negativas que queremos dejar atrás.

En algunos lugares, es tradición que los estudiantes quemen sus apuntes en la hoguera de San Juan simbolizando el final del curso escolar. También se elaboran muñecos o figuras con materiales inflamables que representan personajes o situaciones indeseables. Por ejemplo, en Alicante se queman las famosas fallas de San Juan, que son monumentos artísticos de crítica social y humor. En Galicia se queman los meigallos, que son muñecos de trapo rellenos de paja que simbolizan a las brujas.

Hierbas aromáticas como el romero, el tomillo, la lavanda o la salvia se queman para perfumar el ambiente y aprovechar sus propiedades medicinales y mágicas. Se dice que estas hierbas purifican el aire, curan las enfermedades, protegen contra el mal de ojo y favorecen el amor.

La sal es otro elemento muy utilizado en la noche de San Juan por su poder limpiador y protector. Se puede echar sal al fuego para eliminar las energías negativas y crear un escudo contra las influencias malignas. También se puede echar sal al agua del mar o a un recipiente con agua para bañarse o lavarse la cara y el cabello, lo que se supone que trae salud y belleza.

Las flores, con su belleza y simbolismo, también se pueden quemar en las hogueras de San Juan. Se pueden quemar flores de distintos colores según lo que se quiera atraer: rojas para el amor, amarillas para el dinero, blancas para la paz, etc. También se pueden hacer coronas o ramos de flores y lanzarlos al fuego como ofrenda o como deseo.

La oración a San Juan Bautista

En el contexto de la festividad, se reza una oración a San Juan Bautista, solicitando su guía, misericordia y protección. La devoción a este santo es un reflejo de la importancia de su figura en la fe cristiana, siendo recordado por su humildad, valentía y dedicación a la verdad.

Bendito San Juan Bautista, que fuiste elegido para anunciar a los hombres la venida del reino de Cristo, guía nuestros pasos por las sendas de la justicia y la paz, y alcánzanos del Señor su misericordia y perdón.

Gloriosísimo San Juan Bautista, precursor de mi Señor Jesucristo, lucero hermoso del mejor sol, trompeta del Cielo, voz del verbo eterno, consígueme del Señor su benevolencia y bendición.

Tú que eres el mayor de los santos y alférez del Rey de la Gloria, que eres más hijo de la gracia que de la naturaleza, y por todas las razones príncipe poderosísimo en el Cielo, consígueme del Señor su clemencia y protección.

Glorioso San Juan Bautista, hoy en mi desespero te ruego que me ayudes en estos duros momentos, necesito tu valioso auxilio para solucionar mis penas y miserias, media ante el Señor para que me conceda:

(decir lo que se necesita conseguir)

Te pido mártir invencible que no desoigas mis penas y por los privilegios con que te enriqueció Dios consigue que mi pedido sea concedido lo antes posible si fuere conveniente para mi salvación; y si no, una perfecta resignación, con abundante gracia, que haciéndome amigo de Dios, me asegure las felicidades eternas de la Gloria.

Amén.

Lo más visto