Igna le ganó al cáncer y tocó la campana de la esperanza

Tiene 10 años, hace una semana recibió el alta tras superar el cáncer y este miércoles, dio tres campanadas en la Estación de Ferrocarril de Paraná. “Terminamos de correr esta maratón”, aseguró la madre a Elonce.

Diario Móvil Diario Móvil
Ignacio
Ignacio

Ignacio es un niño de 10 años que recibió el alta médica tras superar el cáncer y con la noticia llegó el momento de tocar las tres campanadas en la Estación Ferrocarril de Paraná, una acción que simboliza el final de todo el proceso de curación.

En ese sentido, Elonce dialogó con Ignacio. “Después de acá, me voy a un cumple y a una pijamada de dos días. En este día tan especial, me acompañan mis compañeros, amigos y familia”, manifestó.

En tanto, la mamá de Ignacio comentó: “Terminamos de correr esta maratón. Tenía tres años cuando le diagnosticaron leucemia y desde ese momento, no paramos. Tuve una gran contención de mi familia y de mucha gente que daba buena energía. Fue un paso a paso, día a día, que nos permitió estar acá, más allá de los profesionales que lo cuidaron. Él tiene un cambio de actitud, ya que estaba preocupado a lo último, pero ahora no lo para nadie”.

"‘Nacho’ va a la Escuela EDU-PRO, donde también se hizo presente en todo momento, desde el cuidado hasta cuando se reintegró, en el cual podía ir solamente una hora”, agregó.

A su vez, Claudio, quien decidió colaborar con los festejos, sostuvo: “Es un grupo solidario, en Facebook lo pueden encontrar como ‘Ana y Claudio’, donde trabajan con chicos con discapacidad y escuelas rurales. Vinimos a apoyar a ‘Nacho’ por intermedio de Sandra Villalba, con quien hemos colaborado en otros eventos”.

Por su parte, Sandra, organizadora de los festejos, mencionó: “A ‘Nacho’ hace una semana que le dieron el alta, entonces le dijimos que tenía que tocar la campana y acá está con todos sus compañeros, la gente que vino a acompañar. Invito a todas las personas a que se sumen a Campanas de Esperanza”.

Por último, el papá de una compañera de Ignacio comentó: “Estoy muy contento, lo conozco a él porque va con mi hija a la escuela y es tan dulce, donde ver que ya pasó todo, es una felicidad enorme. Además, uno cuando tiene hijos se pone más susceptible porque se pone en los zapatos del otro papá y en él”.

Lo más visto